Páginas vistas en total

jueves, 24 de noviembre de 2011

#18.- Revisión de errores

"Los errores más pequeños son siempre los mejores."
Molière
Por eso no me da vergüenza contar lo que viene a continuación. Sucede que estaba viendo una entrada anterior de este blog, que dedicaba a la observación para encontrar los instantes de mínimo de las variables eclipsantes.

Allí he puesto unas gráficas que no están mal, porque servían precisamente para lo que tenían que servir, pero me pareció que estaba dando la impresión de que siempre es así. Quedaba aquello muy facilito, como si estuviese diciendo mira cómo lo hago de bien y como me sale todo de corrido. Nada más lejos de la verdad.

Para poner las cosas en su sitio, debo compensar los dias de buena fortuna con los otros, que hasta ahora solo yo conozco de desánimo y de frustración. No es nada grave, pero me está gustando poner énfasis en las cosas. Los días de pura zozobra. Vamos a repasar algunos fallos.

Sin duda, la experiencia es la que cuenta, de modo que un observador experto se va a equivocar menos que uno que no lo es. Yo desde luego me equivoco bastante. Otras veces no es un fallo, sino que me sale mal, que es cuando digo, ¿Cómo me ha salido ésto si yo no me he equivocado?

Una vez no había conseguido resultados ni siquiera pasables, y me rascaba la cabeza sin saber qué estaba pasando. Fuese lo que fuese, no habría tenido que pasar. Tiempo después una noche me dí cuenta. Una chimenea estaba soltando un humo denso no muy lejos de donde yo estaba. Nunca la había visto funcionando, de modo que no la tenía en cuenta.

El viento, ya es casualidad, me estaba trayendo el humo y haciendolo pasar en fila justo por la zona donde estaba apuntando el tubo. Como a veces dejo el telescopio haciendo fotos y me voy, pues yo estaba muy tranquilo pensando que la noche estaba clara. Estará uno más calentito, pero luego suceden estas cosas. El resultado al final tiene una pinta como esta:


Ahora que la estoy viendo me da risa, pero cuando te has pasado hasta las tantas, y luego más tarde has estado procesando imágenes y al final lo que te sale es un churro como esta cosa, bueno, mucha gracia no tiene. Cuando se hacen series largas sobre una misma estrella hay que tener suerte, además de estar atento. La ley de Murphy funciona estupendamente. Funciona del siguiente modo, dice: ¿Qué? ¿tenemos la noche clara? Pues entonces pasa una nubecita. Un borreguito. Solo un ratito corto. Además, hay veces que con puntería. O sea, esto. Justo en el mínimo:


 En este caso pasó lo mismo, pero ya no salían ni estrellas en la imagen:


Otras veces no sé si el error es mío, o la información que había encontrado no era buena, o es que tenía que pasar, algo que también es posible.

En este caso me hice un lío cambiando el tubo de lado, porque la estrella había pasado el meridiano y mi montura es ecuatorial. De todas formas no iba a servir de nada, porque lo que estaba registrando no era un mínimo, era un máximo:


A la izquierda está el mínimo principal, el más oscuro. A la derecha, el secundario, que es cuando la que se eclipsa es la menos brillante del par, por eso es un poco menos profundo. En este caso las dos componentes tienen magnitudes parecidas. Bien, pues he ido de mínimo a mínimo, y ninguno de los dos sirve para nada, porque no se pueden medir con precisión. Parece que está hecho a propósito. Como siempre, el que no se consuela es porque no quiere, y al menos estos barrigazos sirven para apuntar mejor la próxima vez. Más casos:



Y por último, ya que me estoy cebando conmigo mismo, pongo aquí algo que hice por desconocimiento:



No se deben usar observaciones de dos días diferentes para calcular un mínimo. Debe estar hecho todo de una sola vez. Yo tardé en enterarme. Porca miseria.

En fin, no son los fallos mas grandes que he tenido. No viene mucha gente por mi blog, pero si algún aficionado a esto consigue evitar un tropiezo despues de haber visto mis errores, entonces, hasta podría presumir de ellos. No quiero ser más pesado. (Podría seguir largo, largo... con este tema).


Hasta la próxima.

4 comentarios:

  1. Muy buena esta entrada ;-)

    Te cuento mi última metedura de pata. No tiene mucho que ver con las cosas que has descrito en esta entrada, pero no he podido evitar recordarla tras leerla. Y eso demuestra que, como dices, la experiencia no te exime de meter la pata hasta atrás.

    Hace unos días monté el tinglado para hacer astrometría de dobles. Lo he hecho decenas de veces y sigo siempre una rutina que me ayuda a hacer las cosas de forma mecánica y rápida.

    Monté al anochecer, hice la puesta en estación con el sistema 2+4 de mi montura CGEM y bajé a cenar.

    Cuando regresé encendí el ordenador y le di la orden a la montura de ir a la primera doble de la noche. La cuadró en el campo de la CCD. Pero según iba tomando las habituales 50 capturas de la doble en cuestión noté que había una deriva importante y la doble se movía por el campo de la CCD como si quisiera salirse. Nunca me había ocurrido. Qué cosa más rara, pensé.

    Me fui a la segunda doble... y lo mismo.

    Pensé que quizás no había nivelado bien la montura, lo comprobé y todo OK. Entonces me dije que hoy sería una de esas noches tontas en que las cosas no salen como uno esperaba sin motivo aparente.

    Tuve que hacer autoguiado para compensar esa deriva, algo que no hago nunca con las dobles (las exposiciones suelen ser tan cortas que no es necesario).

    Seguí sacando unas cuantas dobles más hasta que el frío, el horrible seeing y el cansancio me derrotó.

    Cuando comencé a desmontar caí en la cuenta: ¡¡no había alineado con la Polar!! Por curiosidad, miré a través del buscador de la Polar y me di cuenta de que ni siquiera aparecía dentro del campo, es decir, que estaba en el quinto pino.

    Me sonrojé, me reí de mí mismo y me pregunté el motivo del despiste. No llegué a ninguna conclusión más que por muy rutinaria que sean las cosas que uno haga, no conviene revisar mentalmente qué has hecho y qué no.

    Al menos me queda un consuelo: incluso sin alinear a la Polar mi montura permite hacer, con autoguiado, exposiciones relativamente largas. Lo cual demuestra que de los errores también se aprende.

    Gracias por tu entrada, ha sido muy divertida e instructiva...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tu fíjate que en la mayoría de las aficiones siempre hay alguien mirando, pero a nosotros no nos pasa eso.

    Hubo una temporada que me venía a ver de vez en cuando un gato, pero no conseguí que se aficionara y desapareció. Dicen que los gatos ven por la noche, pero éste lo que hacía era enredarse con los cables. En eso reconozco que se parecía un poquito a mi.

    Total, que si no hablamos de nuestros fallos va a parecer que todo el mundo se equivoca más que nosotros.

    Por cierto, no es para que te consueles, pero lo que cuentas también me ha pasado a mí y me lo había callado. Es que si pongo todo lo que me pasa entonces no acabo nunca.

    Y hablando de fallos, ya tengo algunos intentos hechos con las dobles. Estoy por abusar un poco porque me gustaría que me revisaras algunos resultados para ver qué he hecho mal. O qué he hecho bien, lo que sea más corto.

    ¿te importaría que te envíe los resultados en un correo para saber qué estoy haciendo? Te agradecería el tiempo que dediques a corregirme.

    Gracias por tu comentario, seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos, soy Eduardo Fuentesal del Podcast Gazpacho Galáctico. Doy contigo a través de una cadena entre Ignacio Novalbos del OANL, Juan Luis Gozalez Carballo de la Décima esfera y finalmente tu blog.
    Ante todo mis felicitaciones por esta magnífica entrada al blog que nos retrata perfectamente a todos los que intentamos fotografiar lop cielos con nuestros exiguos medios y nos pasan anecdotas de todos los colores.
    Veo que tienes al Gazpacho entre tus visitas recomendadas y me gustaría poner tu blog entre las nuestras. Pero además me gustaría contactar contigo para una (o unas) intervenciones en el Podcast. El caso es que no doy con tu e-mail y por eso te escribo por aquí. ¿podrías contactar conmigo en mi correo?: fuentesal10(arroba)gmail.com
    Un saludo desde la Cabaña Astronómica de Aljaraque.

    ResponderEliminar
  4. Carlos, puedes enviarme tus trabajos sobre dobles sin ningún problema. Será un placer echarles un vistazo. Si se parecen a las cosas que veo que ya haces con las variables... te aseguro que tienes un prometedor futuro en este apasionante campo.

    Tienes mi dirección en el directorio de OED (o en la propia revista, debajo de los editoriales).

    Saludos.

    PD: Al igual que al gran doblista inglés Thomas Espin (con el que llevo enredado una larga temporada)... me gustan los gatos (aunque no tengo ninguno).

    ResponderEliminar